$1.400,00

18 cuotas de $162,47
Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Nuestro local
  • Paradigma LibrosMaure 1786 Atención de Lunes a Sábados de 11 a 19 hs.
    Gratis
Descripción

Gibrán Khalil, NACIRA INDIBO
OBRAS
EDITORIAL LOSADA

Páginas: 576
Formato: 150 mm x 230 mm
Precio: $ 1400.00
Peso: 1.0 kgs.
ISBN: 978-950-03-9927-2

"Puedes olvidar a aquel con el que has reído pero no a aquel con el que has llorado". "Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes". "Cuando la tristeza funde a dos corazones, ni la gloria ni la felicidad serán capaces de destruir esa unión". "Las lágrimas son un fuego que purifica el amor, haciéndolo nítido y hermoso por una eternidad". "En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente". "Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes". "No busques al amigo para matar las horas, sino búscale con horas para vivir". "Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho, no te fijes en lo que ha logrado sino en lo que aspira a hacer". "No progresas mejorando lo que ya está hecho, sino esforzándote por lograr lo que aún queda por hacer". "Y en mi locura encontré la libertad y la seguridad que da el que no le entiendan a uno, pues quienes nos comprenden esclavizan algo de nosotros". "¿Dónde puedo encontrar un hombre gobernado por la razón y no por los hábitos y los deseos?". "Del hablador he aprendido a callar; del intolerante, a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud hacia esos maestros". "Dios no escucha vuestras palabras, salvo cuando él mismo las profiere a través de vuestros labios". "Es la vida la que da a la vida, mientras que vosotros, que os consideráis donantes, no sois más que testigos". "Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad". "El ruiseñor se niega a anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría".