• Encontrá ese libro que estabas necesitando •

$1.990,00

24 cuotas de $275,77
Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Nuestro local
  • Paradigma LibrosMaure 1786 Atención de Lunes a Viernes de 11 a 14 hs. y de 16 a 19 hs. Sábados de 11 a 14 hs.
    Gratis
Descripción

CIRO ANNICCHIARICO
BUENOS AIRES PARA TODXS
EDICIONES CONTINENTE

Páginas: 80
Formato: 20 x 14
Peso: 0.12 kgs.
ISBN: 9789507547201

LA CIUDAD DE BUENOS AIRES no es una provincia más. Es territorio federal y, como tal, pertenece a todo el pueblo de la Nación. La Reforma Constitucional de 1994 fue muy importante y de avanzada; no obstante, según el autor, incluyó una decisión errada, históricamente contradictoria, que no solo mantuvo inconsecuencias del pasado, sino que además las potenció. Se trata de la disposición del artículo 129 del nuevo texto constitucional, que dispuso la autonomía del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. De ahí se derivó la conformación de una entidad distrital híbrida, de límites institucionales confusos, con características por un lado de una provincia nueva, sin serlo, y por otro manteniendo su condición de ciudad Capital Federal de la República. Esta dualidad mantuvo viejas contradicciones en el sistema judicial, agregó nuevos 'embrollos' -para usar los propios términos de Annicchiarico-, como la coexistencia de dos sistemas judiciales con iguales competencias, la superposición innecesaria de un nuevo sistema policial al federal y, además, la aseveración más audaz del libro: le expropió a todo el pueblo de la Nación su derecho a decidir sobre la administración del territorio federal de su propiedad, la Capital Federal, derecho que antes ejercía indirectamente a través del presidente de la Nación. En estas derivaciones se centran las críticas del autor, quien sostiene que la cuestión debe ser subsanada por una futura, y necesaria según él, nueva Constitución. Se trata de un enfoque, análisis y propuesta que, a no dudar, se presenta a primera vista como osado, pero si se presta atención al elogioso prólogo del reconocido y prestigioso fiscal Federico Delgado, lo cierto es que la propuesta abre las puertas a un debate que imaginamos tan razonable como ardoroso, especialmente por sus connotaciones políticas.